Categoría: Convenio Colectivo del Metal

Convenio Colectivo del Metal

El Sector Metalúrgico, amparado por el Convenio Colectivo Metal, emplea aproximadamente a unas 950.000 personas en España (datos EPA 2015).  Representa a uno de los sectores de mayor tasa de empleo industrial. Por número de empleados en este sector, Cataluña es la comunidad que aporta mayor número de afiliados a la Seguridad Social. Extremadura la que menos, si tener en cuenta Ceuta y Melilla.

El Convenio Colectivo Metal

El sector del metal ha sido considerado tradicionalmente dividido en dos subsectores. Dadas sus especialidades y dimensiones, podían ser considerados como dos grandes  subsectores dentro de un “megasector”. Se trata de los sectores Siderometalúrgico y Metalgráfico.

Dado el alto porcentaje de ocupación que el Sector del Metal al conjunto de afiliados a la Seguridad Social, y a la duración media del contrato de trabajo, que es superior a la media, los distintos Convenios Colectivos que regulan la situación laboral de los trabajadores de este sector estratégico cobra vital importancia siendo la mayoría de ellos acordados a nivel autonómico, pero sobretodo provincial, por el alto grado de especialización que tiene en cada una de las regiones de España. Las pautas de la patronal sobre la negociación colectiva parten de la Confederación Española del Metal.

Esta revalorización del nivel provincial del sector siderometalúrgico, al tratarse de una Estructura de la Negociación Colectiva del Sector del Metal donde no existe convenio estatal, y en el que todas las iniciativas que han existido, se han traducido actualmente en un Convenio Colectivo sobre materias concretas que, a la vez que tratan de condicionar la negociación sectorial en niveles inferiores, no obstante la respetan y la revalorizan al asignarle un papel que, posiblemente, un convenio estatal de sector típico les habría sustraído en gran parte.

Acuerdos del Convenio Colectivo del Metal

Estos Acuerdos son: durante el año 1996, el Acuerdo Marco sobre Sistema de Clasificación Profesional y el Acuerdo sobre Solución Extrajudicial de los Conflictos Laborales; durante el año 1997, el Acuerdo Nacional de Formación Continua para el sector del Metal; y, en 1998, el Acuerdo sobre Estructura de la Negociación Colectiva para la Industria del Metal. Puede decirse, por tanto, que, en el sector del metal, el nivel estatal está atendido, bien que parcialmente, por este tipo de Convenios Laborales mientras que el papel de regulación más típica, tradicional y completa de las condiciones de trabajo mediante instrumentos convencionales directamente aplicables a las relaciones laborales se hace a través, preferentemente, de los convenios sectoriales de naturaleza provincial y/o por convenios de empresa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies